Bursitis

La bursitis es una enfermedad en la cual las bolsas articulares (bursa) se inflaman, acompañadas de una mayor formación y acumulación de exudado (líquido) en sus cavidades.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas de la bursitis:

  • dolor en las articulaciones (generalmente rodilla o codo);
  • hinchazón y enrojecimiento alrededor de la articulación;
  • rango de movimiento limitado;
  • Aumento de la temperatura en la articulación.

Métodos de diagnóstico

  • examen por un cirujano;
  • radiografía de una articulación enferma;
  • Ultrasonido de la articulación;
  • punción de la cavidad de la bolsa articular, con examen bacteriológico del líquido resultante.

Enfermedades con síntomas similares: artritis, osteoartrosis deformante.

Curso de la enfermedad

Hay dos formas de bursitis: aguda y crónica.

La bursitis aguda se desarrolla repentinamente, en 2-3 días. Como regla general, el paciente se despierta y encuentra enrojecimiento, hinchazón y dolor en la articulación. Esto generalmente ocurre después de una carga intensa en la articulación o después de una enfermedad infecciosa aguda. En el transcurso de varios días, los síntomas aumentan y luego disminuyen gradualmente. Si no se trata, la bursitis puede progresar a la etapa crónica.

La bursitis crónica se desarrolla gradualmente durante varios meses. Puede ser una consecuencia de la bursitis aguda y aparecer en el contexto de otras enfermedades inflamatorias de los huesos y las articulaciones (artritis, gota, deformidad del hallux valgus). En el área de la articulación hay una hinchazón suave limitada y redondeada, la piel que está por encima es móvil, no cambia, la función de la extremidad no se ve afectada. El proceso crónico puede empeorar; Esto aumenta la cantidad de líquido en la cavidad de la bolsa articular.

Complicaciones de la bursitis: la bursitis crónica puede provocar adherencias cicatriciales en la articulación y disminuir la movilidad articular.

Previsión Los resultados adversos de la bursitis aguda pueden ocurrir cuando se complica con artritis, osteomielitis, fístulas, sepsis.

Razones y Prevención

Las causas de la bursitis son una infección que penetra en la bolsa articular, un sobreesfuerzo mecánico de la cápsula articular durante su deformación o sobrecarga. El peligro de desarrollar bursitis ocurre cuando:

  • daño articular;
  • sobrecargas articulares;
  • deposición de calcio en los tendones;
  • infecciones artritis diversa (inflamación de las articulaciones);
  • gota Un fuerte aumento de la actividad física.

Prevención de la bursitis:

tratamiento oportuno de enfermedades infecciosas;
dosificar la carga al practicar deportes según su entrenamiento;
corrección de deformidades articulares, especialmente de las articulaciones de los pies.

Tratamiento

La bursitis es tratada por un cirujano traumatólogo ortopédico y un cirujano. Es necesario consultar a un médico al primer signo de la enfermedad.El tratamiento de la bursitis aguda se lleva a cabo en la clínica. Con el desarrollo de la bursitis crónica, puede ser necesaria la hospitalización. Durante el dolor agudo, se deben seguir cuatro reglas:

paz: la articulación enferma debe inmovilizarse (para esto puede usar vendajes y otros fijadores);
frío: de vez en cuando, el punto dolorido debe masajearse con una compresa de hielo (a través del tejido);
compresión: la compresión con vendas elásticas reduce el dolor;
elevación: es recomendable mantener elevada la articulación dañada con la ayuda de almohadas.
Propósito del tratamiento: lucha contra la infección, prevención de complicaciones, reducción de la frecuencia de exacerbaciones. Prescrito: agentes antimicrobianos, antiinflamatorios y analgésicos. Las dosis y la medicación deben ser determinadas por el médico tratante según el estado general del paciente y las características del curso de la enfermedad. Además, con bursitis, se usa fisioterapia, terapia de ondas de choque.

En la bursitis crónica, que no es susceptible de tratamiento conservador, se realiza una operación: disección de la bolsa articular inflamada, eliminación de adherencias y lavado con soluciones antisépticas.